Select Page

Juan 15:5
5 »Yo soy la vid, y ustedes son las ramas. El que permanece unido a mí, y yo unido a él, da mucho fruto; pues sin mí no pueden ustedes hacer nada.

Que reto es estos dos versículos:

…. por que me dice que no puedo producir ni una pisca de frutos, – los frutos del Señor, los cuales son los frutos del Espíritu y solo son de EL- si no soy de la VID quien es Cristo.

No puedo producir los frutos del Señor si no soy de su propia “especie” de EL. Es decir, para producir tengo que ser de la vid verdadera!

Tampoco me puedo pegar a la vid y producir, tengo que ser nacido de la vid para producir.

NO puedo engañar al Señor, el mismo corta y arregla la vid…

Juan 15:6
6 El que no permanece unido a mí, será echado fuera y se secará como las ramas que se recogen y se queman en el fuego.

Pero si creo en Crito y me entrego por FE … el me hará de su VID. Esa es la buena nueva!

Confiemos en el Señor! Entregarnos a El para que nos salve! El quiere! No vivamos engañados.