Select Page

De no haber estado Jehová por nosotros (Salmos 124:1 RVR95)

Uno escucha, lee y puede haste mirar las noticias a diario de lo que se vive en este mundo. Hay guerras, injusticias, las gente se ha tirado a la calles haciendo desastres, reclamos, no hay paz. En Borno Africa se dice que Boko Haram, en el nombre de su religión, secuestró entre 200 a 300 niñas, para utilizarlas como esposas, o prostituirlas.

Se escuchan las injusticias que ocurren en lugares inclusive como en los Estados Unidos, en donde desde 1973 hasta el 2013 se estipula que se han realizados mas de 56 millones de abortos. Nicaragua, según cifras del banco mundial, tiene una población de casi seis millones de habitantes. Mire que triste esto, quiere decir que en Estados Unidos, solamente en un periodo de treinta años se ha abortado nueve veces la población entera de Nicaragua. ¿Qué le parece?

La organización mundial de trabajo dice que aproximadamente hay 20.9 millones de víctimas, que están siendo explotados mundialmente como trabajadores sexuales u otras cosas más como efectos del aborrecido tráfico humano. Pero la cifra no termina allí. Ellos también sugieren que 5.5 millones son niños y niñas, y que el 55% son niñas y mujeres. Este abuso, es una industria que produce aproximadamente 150, mil millones de dólares a nivel mundial. Un país como Nicaragua en el 2014 según el banco mundial tuvo un producto interno bruto de 11.26 mil millones de dólares, estos traficantes están haciendo mas dinero con estas víctimas y he allí lo oscuro de ellos y su ambición, los cuales han querido ganar dinero destruyendo cada una de esas vidas, sin importarles que sean niños, niñas, mujeres, con tal de satisfacer su sed de dinero y poder.

Pero también experimentamos desastres naturales y enfermedades. En Nepal, se cree que hay mas de 7 mil muertos, a causa del terremoto que sucedió el 25 de abril del 2015. Se dice que en el mundo, según la Unicef, hay 153 millones de huérfanos. Solamente el SIDA ha producido a 17.9 millones de Huérfanos. Otra vez, compárelo con la población de su país.

Ese mundo amigo lector, es en el que vivimos. No es nuestra intención el ser oscuros. Es simplemente mostrar la realidad. Pero que podemos hacer. Habrá alguna esperanza.

Lea el salmo 124. En el versículo 1 de este precioso salmo, leemos el clamor de alguien que ha experimentado la protección del Señor. Es nuestro deseo que pueda apreciar la luz que nos irradia. Los Israelitas habían experimentado un sinnúmero de problemas, sin embargo, podemos escuchar este precioso clamor.

1 De no haber estado Jehová por nosotros,
diga ahora Israel,
2 de no haber estado Jehová por nosotros,…
(Salmos 124:1-2 RVR95)

Escuche el clamor, dos veces dice: “De no haber estado Jehová por nosotros”

¿Pero de qué los protegió el Señor?

cuando se levantaron contra nosotros los hombres
3 vivos nos habrían tragado entonces,
cuando se encendió su furor contra nosotros
(Salmos 124:1-3 RVR95)

Mire amigo y amiga, el mundo es oscuro, los hombres se han levantado para “devorarse” unos a otros y la ira de ellos se vuelve para con sus propios hermanos. Pero hay alguien que se llama Jehová y es el creador y quien va a juzgar al mundo por sus maldades. El es quien envió a Jesús su único Hijo, el Mesías, para poder adoptar a todos los que creyeran en El, y llamarles hijos suyos. Para poder llevarlos consigo. Para poder salvarlos de este presente siglo malo como dice Gálatas 1:4″

Y hoy, los que son de Dios, los que han creído en Cristo el Señor ven al mundo oscuro y lo comprenden porque antes éramos de ese mundo y tomabamos parte en el, sin embargo el creyente ahora ven con optimismo al cielo porque Dios está por nosotros. Así que todos los creyentes pueden decir con toda seguridad:

31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?
(Romanos 8:31 RVR95)

Pero les invito a que continuen leyendo el resto del salmo para que contemplen a Dios, a Cristo y al Espíritu Santo quien nos ha sellado. A pesar de que fuimos oscuros, nos amó y nos ha dado perdón de nuestros pecados. El es de verdad nuestro socorro.

Entonces nos habrían inundado las aguas;
sobre nuestra alma hubiera pasado el torrente;
5 hubieran entonces pasado sobre nuestra alma
las aguas impetuosas.
6 ¡Bendito sea Jehová,
que no nos dio por presa a los dientes de ellos!
7 Nuestra alma escapó cual ave
del lazo de los cazadores;
se rompió el lazo y escapamos nosotros.
8 Nuestro socorro está en el nombre de Jehová,
que hizo el cielo y la tierra.
(Salmos 124:4-8 RVR95)

Cristo regresará y hará todo nuevo. No habrá injusticia, no habrá llanto. Debemos de creer en El. Es nuestra esperanza. Y dele gracias a Dios por su amor.

Cristiano, no podemos olividar pedirle que regrese pronto, para que las injusticias que se ven hoy, ya no sigan, y todos podamos estar con El, en ese precioso lugar donde no habrá injusticia, llanto, sufrimiento.