Select Page

Luc 3:12 — Luc 3:14 (LBLA)
12 Vinieron también unos recaudadores de impuestos para ser bautizados, y le dijeron: Maestro, ¿qué haremos?
13 Entonces él les respondió: No exijáis más de lo que se os ha ordenado.
14 También algunos soldados le preguntaban, diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y él les dijo: A nadie extorsionéis, ni a nadie acuséis falsamente, y contentaos con vuestro salario.

El mensaje de Dios es impactante, tanto que reta al hombre a pensar la situación de su diario vivir. ¿Cómo he de actuar en pos del evangelio?

En el versículo de Lucas 3:12-14, Muchos le llegaron a preguntar a Juan el Bautista acerca de querer bautizarse y creo que en realidad la pregunta era acerca del carácter de uno como persona que quiere seguir a Dios. Es decir ¿Puedo seguir haciendo lo que hacía una vez converso? ¿O debería de actuar de una forma diferente? En realidad es una pregunta importante. ¿Qué debemos de hacer?

Entre estos muchos estaban soldados.

La respuesta de Juan nos debería de animar a todos a evaluarnos y buscar del Señor no solo de boca pero que nos ayude el en acción. El que haga lo contrario, aunque ore, pero en realidad hace lo contrario a lo que realmente quiere Dios de uno, (que seas salvo y le sigas, que seas sus discípulos) no está en la verdad y se miente a si mismo. No importa el estatus social o profesión.

Cuál habrá sido la reacción de estos soldados…quizás se preguntaban: “y se me enviaran a acusar falsamente!?” “Quizás eran soldados de Herodes y se preguntaban “quizás me corren o me pueden hasta matar sino sigo lo que me han pedido hacer”. Entonces la pregunta ahora se convierte en ¿Podŕé seguir haciendo lo que antes hacía una vez recibido al Señor?

Juan no les dijo que renunciarán. Pero les dijo que fueran justos y trabajen ahora más acorde a lo que estaban profesando. No se puede servir a dos amos. Pero ojalá sirvamos al buen Maestro. Al Señor.

El policía, el soldado, sobretodo si fuera cristiano, tiene una respuesta divina. La palabra de Dios le ha dicho entonces cómo debería de trabajar. Ojalá que la escuchen, porque se necesita en estos tiempos.