Select Page

29 Respondió Jesús y les dijo:
—Esta es la obra de Dios, que creáis en aquel que él ha enviado. (Juan 6:29 RVR95)

El Señor está construyendo una obra. La está edificando, y es una buena obra (Fil 1:6). Y va a llegar un día en que se verá.

Lo que aprendemos en Filipenses 1:6 es, que Cristo es por medio de quien la obra se realiza. También aprendemos que El nunca la dejará sin terminar, la va a perfeccionar, lo cual implica que por eso no se puede perder la salvación. Si usted es verdaderamente salvo, Cristo lo va a perfeccionar como obra suya que es. No hay condicionantes que impidan a que la obra se termine. Al contrario todo apunta a que un día el cual se conoce como el día de Jesús se podrá contemplar. Cuando venga por su Iglesia, cuando la Fe se materialice. Esto le debería de dar gozo y ánimo a quién ha creído.

La gracia de Dios mostrada a través de Jesucristo en la cruz, nos permite anhelar con mucha esperanza cuando ya la obra esté perfeccionada.

Siguiendo lo que las escrituras nos enseñan quiero sugerir que veamos ahora cual es la materia prima para esa obra. Para eso creo que es bueno que meditemos en Juan 6:29. El cual no sólo nos dice el propósito de la obra en si, pero también nos comparte cual es el material de esa obra. El propósito es : “que creáis en aquel que El ha enviado”. Jesús les dice a los que estaban con El que hay una obra que es plenamente de Dios, y la materia prima son ¡los creyentes que han creído en el Señor Jesucristo!

Pedro lo comparte de una forma muy impactante:

5 vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. (1 Pedro 2:5 RVR95)

Como piedras vivas, – vivas en Cristo- somos parte de este edificio, de casa espiritual y sacerdocio santo. A través de Cristo la obra se está realizando y nos incluye a nosotros los creyentes.

Las sagradas escrituras nos enseñan que Dios te ama y quiere edificarte a su voluntad. La cual es buena, llena de gracia y de su amor, porque ese edificio que está edificando y usted forma parte está asentado en Cristo el Señor.

Pero hay algo mas. ¿Cómo llega uno a ser materia prima para la edificación de la obra del Señor? Creyendo en Cristo.: “que creáis en aquel que él ha enviado”.

Entonces Dios tiene su obra que está edificando, Cristo la perfecciona y será visible cuando el regrese, porque todos los que creen en El van a ser testimonio de la gloria de Dios. ¿Cree usted en Cristo? ¿Quisiera formar parte de la obra que Dios está haciendo a través de Cristo? Le animamos a que lo haga. Mire las pruebas que las escrituras nos están compartiendo. Son contundentes. Dios envió al Señor Jesús para invitarte a que formes parte.

Ve al Señor porque va a regresar. Búscale mientras hay tiempo.