Select Page

6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. (Filipenses 1:6 RVR95)

Hay un puente que se llama el Golden Bridge y que se construyó en San Francisco Estados Unidos, fue una obra extensa y de mucho costo. Es de casi 3 km de distancia y desde el inicio hasta el final de su construcción hubo retos. Sin embargo, hoy lo vemos que sirve su propósito y es un trabajo que se ha dicho es de gran ingenio humano. La gente lo ve como una maravilla.

Pero existe una obra que se está edificando, y la gente la ve, y mira sus retos, sus caídas, sus cambios. Esta obra es aquella persona que ha sido salvado por Cristo. Pablo nos dice en Filipenses 1:6 que hay una buena obra que el Señor está haciendo en aquellos que creyeron en Cristo. La palabra de Dios nos dice que es “buena obra”. Y cuando el Señor dice que es algo bueno, es en realidad bueno.

Sin embargo es mi deseo que nos enfoquemos en el Ingeniero y dueño de la obra misma. El Ingeniero principal es Dios. El es el creador del cielo, la tierra, el universo, todo lo que vive, todo lo humano y celestial. Pero, hay algo más. Este ingeniero, a través de su Hijo El Señor Jesucristo, por medio de El, todo fue creado. (Colosenses 1:16, Juan 1:3) Así que el creador de todo, vino a la tierra y se presentó como uno de nosotros, para darnos un mensaje y es que Dios quiere salvarte. Porque el problema es que estamos perdidos por nuestros pecados. El, después de que hizo el Eden, el hombre se rebeló. Y por eso ahora Dios siendo el ofendido, envió a su hijo para reconciliar al hombre con El. Porque Cristo es Dios, El es el Dios invisible hecho visible.

A aquellos que lo recibieron, le dio la potestad de ser llamados Hijo de Dios  (Juan 1:12) y ahora nos encontramos que además de esa gran verdad y misericordia que nos ha ofrecido, el dice que está obrando en cada uno de los que creen. En la cruz, Cristo empezó una obra en el humano. Le dió una oportunidad de poder creer en Dios y recibirle como su Señor y salvador.

Algo que quiero que aprendamos de nuestro Señor es que si es cierto que El empezó la obra, y definitivamente la completará, y dice que lo hará en el dia de Jesúcristo. ¿Qué significa el dia de Jesucristo? No es el dia de Dios. Ni el dia de juicio. ¡Sabes que es! Es el dia que Cristo regresa para llevarse a los suyos. Es el dia de reunión con el Señor. Es el dia que la fe se vuelve vista, es el dia en que Cristo nos enseña su gloria. Es el dia que estaremos finalmente empezando a vivir la vida eterna. Es el dia que veremos a Cristo.

Si esa obra es del Señor. Es algo bien importante que sepa que El es el dueño de la obra y como dueño no la dejará perder. Por ende, usted no pierde el ser edificado, porque es el Señor que lo está haciendo. Ese proceso se llama la santificación y se empieza a obtener una vez que ha sido salvo. Pero los ojos deben de estar en Cristo. La atención debe de ser depositada en el Señor. Lea lo que dice Colosenses 1:14-20.

Además nos dice en Romanos 8:38-39 que nada nos separará del amor de Cristo. Ahora el dice Nada! . Entonces, este ingeniero que se llama Cristo y que está edificando su vida – si ha creido en El- entonces va a terminar la obra y es por eso que le pedimos a que no menosprecie los cambios en su caminar. Esos cambios los está haciendo el Señor para conformarlo a su voluntad. Pero quiero que aprenda hoy que la obra es del Señor y que El la terminará. La hará para su gloria y lo bendecirá a usted.

La gente al final podrá ver la obra que Ha hecho en usted el Señor. Nueva criatura es aquel quien ha creido, y todos verán el producto del amor de Dios en su vida.

Por eso, queremos animarles a que crea en Cristo. El es el Salvador y quiere obrar en su vida para darle vida eterna, reconciliación con Dios.