Select Page

1 Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Éfeso:(Efesios 1:1 RVR95)

El 12 de Mayo del 2013 la iglesia católica, reconoció a 802 santos. ¿Quién los hizo santo?

La carta a los efesios es una carta muy bonita. Nos enseña bastante de el Señor, y su relación con los suyos. En este pasaje es mi deseo que veamos algo bien interesante y espero que nos ayude a discernir la verdad de quienes son santos. El objetivo, sin embargo, no es el de hablar mal de los católicos. No. Solamente aclarar lo que nos dice la Biblia de quienes son santos.

En la Iglesia Católica, es un proceso el llegar a ser santo. Para los que son escogidos como tales es un privilegio. Por ejemplo el proceso es bien extenso y requiere que la persona haya muerto, y muerto siendo católico, se estudia su vida, sus escritos, sus doctrinas y después de un tiempo de estudio de la vida de dicha persona el Papa lo presenta como viable a la santidad. Después, para poder ser santo es necesario el poder establecer si tal persona ha hecho un milagro, porque los milagros son pruebas que esta persona puede interceder porque como que tienen poder divino. Y así mismo se encuentran más calificaciones a las que tiene que someterse a la persona que se quiere santificar para poder lograrlo. Hasta que llega un momento, que si ha pasado la prueba es canonizado, se declara santo, la gente lo venera y lo ocupan como mediadores. Aunque se puede debatir esta información pero, según el vaticano, se cree que hay más de diez mil santos.

¿Pero qué nos dicen las escrituras?

En la carta a los Efesios el apóstol Pablo, se presenta a sus hermanos y hermanas congregados en Efeso. Pero les llama con un título bien particular, les dice “a los santos y fieles en Cristo Jesús”. Para poder ayudar a meditar tengo unas cuantas preguntas que quisiera hacerle a usted apreciado lector: ¿Estos santos a los cuales se refería el apóstol Pablo, estaban vivos o muertos? ¿Eran unos pocos o la congregación en Cristo Jesús? ¿Si acaso creen que estaban muertos podrá un muerto leer una carta en esa posición? ¿Cuantos milagros habrán hecho ellos para que Pablo les llamase santos? Ninguno, porque fue Cristo quien hizo el milagro mas grande del mundo. El cuál es que vino a amarnos y darnos paz entre su Padre y nosotros.

No se confunda. El santo es, según este pasaje aquel que está en Cristo Jesús. Porque la palabra santa significa apartado. Es decir que una persona que ha creido en el Señor Jesucristo, El con su sangre lo ha apartado para si mismo. Es como las ovejitas, el las compró y se las lleva. Exactamente eso es ser un santo. Simple y sencillo.

Es decir que si usted ha creído y se ha arrepentido entonces es salvo por la sangre de Jesús lo cual lo hace santo, porque El es Santo, (1 Pedro 1:16).

Hoy mismo hay en las congregaciones de Iglesias que son fieles a Cristo el Señor y su palabra, muchos santos que viven y dan testimonios de la gloria de Dios, su Hijo y el Espíritu Santo. Porque ya han sido salvos.

Quiero que mediten en esto: ¿Es usted santo? Y la respuesta es sencilla. Si ha sido salvado, si lo es, pero si no, entonces no lo es. Y el no ser santo, es decir, apartado para el Señor mismo no es bueno, porque no tiene la salvación. Así que le animo a que considere serlo. El privilegio más grande y la decisión más importante la puede hacer hoy. Sea salvo, y apartado para el Señor.

No nos confundamos en lo rico y sencillo que es la palabra de Dios para con nosotros. El quiere que usted sea salvo.

Medite, piense y no le de mas tiempo a esta decisión. Cristo le ama.