Select Page

24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. (RVR1960) 1 Corinthians 1:24

Si el Señor se te apareciera y te dice que le pidas algo que El te de.. ¿Qué le pedirías? ¿Le pedirías sabiduría? ¿Qué es la sabiduría? ¿Y por qué he de pedirla?

En la palabra de Dios en 1 Reyes 3:1-15 nos encontramos con El nuevo rey de Israel, el Rey Salomón a quien el Señor le habla por medio de un sueño y le dice: Pide lo que quieras que yo te dé. (RVR1960) 1 Kings 3:5”.

Salomón pide entendimiento, para poder gobernar al pueblo:

9 Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande? (RVR1960) 1 Kings 3:9

y a Dios le agrada su petición dándole así lo que pide pero le da algo mas y a veces no lo notamos:

11 Y le dijo Dios: Porque has demandado esto, y no pediste para ti muchos días, ni pediste para ti riquezas, ni pediste la vida de tus enemigos, sino que demandaste para ti inteligencia para oír juicio, (RVR1960) 1 Kings 3:11

Lo interesante es que nosotros nos quedamos solamente en que recibió inteligencia y no nos percatamos que el Señor le confirma de que pidió inteligencia para hacer algo bien importante y es el escuchar juicio. En el versículo 12 aprendemos algo mas de este deseo otorgado:

12 he aquí lo he hecho conforme a tus palabras; he aquí que te he dado corazón sabio y entendido, tanto que no ha habido antes de ti otro como tú, ni después de ti se levantará otro como tú. (RVR1960) 1 Kings 3:12

El Señor le pide a Salomón que le pida algo que quiere de Dios y el rey Salomón le da entonces conocimiento para “oir juicio” y también le da un corazón sabio y entendido. El escuchar u oir juicio se refiere a escuchar el conocimiento de Dios, escucharle a el y su palabra. Más quiero que nos enfoquemos en la palabra sabio o sabiduría.

Entendimiento es el insumo de lo que se aprende. La sabiduría es algo que muchas veces no contemplamos ni apreciamos. Pensamos que alguien es bien sabio porque conoce mucha información o tiene mucho conocimiento. Uno obtiene conocimiento a través de la lectura, del escuchar a alguien entendido en cierta materia y quizás hasta en el observar, ya sea una obra de arte o el salir del sol, uno puede adquirir conocimiento. Mas quisiera que apreciemos que el conocimiento es algo que aprendemos y que la sabiduría es algo que practicamos. En otras palabras, la sabiduría es el conocimiento en la práctica. Y es por eso que el Señor le dice al rey Salomón que le dará un corazón entendido – conocimiento – y un corazón sabio – un corazón presto a ejecutar el conocimiento. El rey pidió entendimiento para escuchar al pueblo y recibió también sabiduría para aplicar ese conocimiento.

Pero nos es necesario el poder leer ahora con este énfasis el versículo en 1 Corinthians 1:24.

24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. (RVR1960) 1 Corinthians 1:24

El Señor Jesucristo es la sabiduría de Dios. Es decir que Cristo es el conocimiento de Dios puesto en práctica y nada mas y nada menos que por el mismo Señor. El conocimiento de Dios, es decir lo que se sabe de El lo vemel os expuesto en la prédica de Jesús pero su sabiduría lo vemos reflejado en la práctica del Señor. Ya vemos que Cristo también es el creador de todo, y nada puede ser sino ha sido creado por Jesús. (Col 1:16)

Es en la sabiduría de Dios, Cristo el Señor, en el cual quisiera que despositásemos toda nuestra atención y lo consideremos hoy. ¿Por qué es importante esto? Primero porque así podemos entender el conocimiento de Dios y actuar con la sabiduría de Dios. Segundo, el Señor nos está haciendo conforme a la imagen de su Hijo (Romanos 8:29), y el ser a la imagen de su hijo significa no solo en adquirir el conocimiento de Dios sino hacer lo que El nos pide. Es decir seguir sus mandamientos tal como Cristo nos enseñó a través de todo lo que dijo e hizo.

En la vida cristiana no podemos quedarnos solamente con el conocimiento. Debemos de aplicarlo con la sabiduría de Dios. Debemos aplicar lo que sabemos de Cristo, con su acción lo cual es la sabiduría que nos ha dado. Y esa sabiduría está personificada en Cristo Jesús. El tener la sabiduría divina es decir es tener a Cristo en nuestros corazones. El tener entendimiento es tener la palabra y conocerla. El tener la sabiduría es tener a Cristo y vivirlo.

Tener la sabiduría no significa que usted entiende “todos los caminos de Dios”, significa que usted responde a la vida según como respondería Cristo. En Cristo Dios nos está dando un corazón para escuchar sus juicios como se lo dio a Salomón, para que entonces podamos entender y reaccionar de una forma digna y honrosa al Señor.

Nuestro conocimiento de Cristo debe de ponerse en acción y a eso se llama sabiduría. El sabio entonces es aquel que teme a Jehová porque lo conoce. Es aquel quien actua acorde a a la palabra de Dios.

Gracias a Dios porque Cristo es el poder, conocimiento y la sabiduría de Dios. En el vemos al Dios invisible siendo hecho visible para nuestra salvación. Y debemos de nosotros reflejar tal y como El es.

Te animo a que le conozca, que lo reciba. Cristo es el Salvador.